Abr 28

Rooms the main building es un juego de puzzles de Hudson para Wii al estilo de Sokoban, el famoso juego de  empujar cajas para encontrar la salida del laberinto, inventado en 1980 por Hiroyuki Imabayashi.

En esta nueva versión del gran clásico de juegos de puzzles, manejamos a un aburrido chico, que el día de su cumpleaños recibe un extraño regalo. Al abrirlo, explota y  le conduce a una misteriosa calle de una ciudad, llena de intrigas que resolver. Hasta allí nos conducirá una especie de libro parlante, que nos irá explicando cuales son las reglas a seguir para escapar de allí y volver a nuestra casa.

Iremos haciéndonos poco a poco con el manejo de las piezas, apuntando con el wiimote donde queremos ir, cogiendo los objetos como las llaves, para abrir otras puertas que nos conduzcan a la casilla de salida.

En cada puzzle, la habitación se divide en un número variable de casillas, las cuales podremos mover si hay algún hueco a su alrededor, para moviendo estas y caminando nosotros mismos por ellas, poder llegar a la salida y alcanzar el siguiente nivel.

En el transcurso de los diferentes niveles se encuentran pistas y objetos, con los que podremos obtener piezas doradas de puzzle, piezas clave para poder salir definitivamente de tan intrincado mundo.

Conforme vayamos avanzando se irán desbloqueando modos de juego, para poder seguir en el modo historia, o ir al hotel a probar otras maneras de hacer los puzzles.

Los gráficos pretenden ser algo realistas, como de un Londres victoriano, pero son demasiado oscuros, y las animaciones como la de nuestro personaje principal, aparentemente fluida al andar, da algunos saltitos. Esto se une a que cada vez que nos movamos de una casilla a otra por la que tengamos que subir o bajar escaleras normales u otra cosa que no sea andar (o bajar o subir escaleras de mano), en vez de seguir con una “fluida” animación, esperaremos un par de segundos, se hará fundido en negro en la pantalla, y de repente aparecerá en el otro lado…  algo que se repetirá en muchas ocasiones y que resulta  muy patético.

Un juego de puzzles para los fans del estilo Sokoban, que nos entretendrá horas tirados en el sofá con este sencillo juego en su concepto, pero complicado conforme avanzamos, aunque gráficamente chirríe en algunos momentos.


Gráficos: 3
Sonido: 4,5
Jugabilidad: 6,5
(solo para adictos a juegos de puzzle y concretamente al estilo Sokoban)

Leave a Reply

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE