Oct 29

portada de Turbo para Wii con zurullo

Normalmente cuando estamos en los momentos finales de la vida de una consola, ésta suele brillar con más intensidad, como la vela que está a punto de apagarse. Al igual que justo al principio, donde algunos juegos sacan algo del potencial de la consola, al final salen títulos que los explotan con más facilidad. Pero la Wii, como para casi todo, es un caso aparte.

En esta ocasión, tenemos otra adaptación de una película de animación infantil. Y eso es sinónimo sí o sí de juego malo y sobre todo para la sufrida Wii de Nintendo. La película trata sobre la vida de un caracol que quiere triunfar en el mundo de las carreras… argumento tan original como que vampiriza directamente el más o menos notable éxito que la saga Cars tuvo entre los infantes más descerebrados.

La película es totalmente prescindible, pero en según que estado mental puede entretenernos mínimamente o ayudarnos a dormir, algo de agradecer para los que sufrimos algo de insomnio, jeje. Pero su adaptación al mundo del videojuego en la Wii va a hacer sangrar muchas córneas y sorprender por muchas cosas (tosas malas) a quien haya jugado alguna vez a un título de verdad de carreras llamado Mario Kart… os suena? Bueno, si sabéis de que os hablo, ni se os ocurra haceros con este juego ni regalado. Si aún así lo queréis, avisados estáis.

En el patético jueguecillo podremos elegir con quien queremos competir en las carreras. Una vez empecemos con los primeros circuitos, nos llamará la atención los decorados, cuyo apagado colorido y más que simplificadas texturas y representación de objetos nos hará frotarnos los ojos.

Si somos capaces de seguir después de comprobar que no nos pasa nada en la vista, comprobaremos que los controles responden mal, y que cuando hay que tomar las curvas, los cartelitos de aviso llegan tarde, y que aún sabiendo donde frenar después de la segunda vuelta, sigue siendo muy forzado y tan bruscos los cambios de sentido que será casi imposible al principio no chocarnos como tiernos infantes que no hayan jugado ningún videojuego en su vida…

Los responsables de tal despropósito son Torus Games, que suponemos está repleto de becarios primerizos haciendo el trabajo que les correspondería a algún profesional con experiencia. Dreamworks se atreve a ponerlos bajo su protección con el peligro de que les salpique la mierda que han hecho, pero pensarán que entre tantos zurullos de juegos que hay de Wii, uno más no se iba a notar. Al menos hay que esperar que los becarios o primerizos responsables de esto aprendan rápido y su siguiente juego sea simplemente malo…

Después de intentar jugar a este pastiche y para no acabar con ideas suicidas en nuestra cabeza, lo mejor es a falta de sacarnos los ojos para lavarlos y volver a ponerlos en su sitio (cosa demasiado complicada), desempolvar nuestro querido Mario Kart y volver a jugarlo, incluso el Madagascar Kartz, y volveréis a sentir esas ganas de vivir que se habían esfumado después de intentar ganar alguna carrera del deleznable en todos los sentidos Turbo Super Stunt Squad para Wii.

El vídeo es claro con todo lo que os he dicho con palabras. No os hace falta intentar jugarlo. No aguanté más de media hora y esto es lo aprovechable que quedó…



Gráficos
2/10
Sonido
3/10
Jugabilidad
0/10
Jun 14

Score international Baja 1000 para Wii es un juego de carreras de vehículos todo terreno de Activision. Las competiciones se desarrollan en infernales circuitos de tierra, donde nos tendremos que hacer con el control de motos Dirt bikes, Quads o ATV, y coches todo terreno como los TomCar, Class 1/2 1600, Score Lite, Class 1 y Score Trophy Truck.
Cada circuito que vayamos ganando nos darán puntos con los que ir desbloqueando más circuitos y competiciones, así como más modelos de cada tipo de vehículo.

La música cañera estará presente en todo momento, con mucho protagonismo del nu metal con grupos como Hopesfall, Pre-Fight hype, South Swagger Massivivid, etc, que junto con los espectaculares accidentes a cámara lenta le dotarán de gran dinamismo. Los gráficos no están nada mal, sobre todo si los comparamos con otros juegos de carreras.

Podremos cambiar el punto de vista con el curso arriba y a los lados rotará la cámara, pero que no tendrá una utilidad real como no vayamos en una aburrida y larga recta.

Una vez acabada la carrera, podremos relajarnos y disfrutar de la repetición con las cámaras del circuito. Así estudiaremos los fallos e incluso existe la opción de guardarla si nos salió tan bien, o si tuvimos una espectacular caída… jejeje

Conforme vayamos desbloqueando cosas, las podremos disfrutar en el modo exhibición y en multiplayer, para jugar a pantalla partida con otro amigo o amiga.

El control no está mal, pero hay que acostumbrarse a derrapar como un loco desde un principio, y a utilizar el turbo con el botón A, con cuidado de no llegar a quemarlo durante mucho tiempo, sin llenar a tope la barra.
Un entretenido juego que supera con creces a todos los de su estilo. Para los que buscan algo más de realismo que con el Mario Kart y sus clones.

Gráficos: 6
Sonido: 7
Jugabilidad: 6

Feb 08

Glacier 2 para Wii, es un juego de Team 6 game studios, donde manejamos a unas especies de coches tuneados con armamento variado, sin conductor, incluso los descapotables, dando una muy mala sensación, con explosiones por todos lados y carreras sin sentido, con unos gráficos que cualquier mala demo gratuita para PC de hace 10 puede incluso superar.

Lo único a destacar es la buena respuesta que tiene el coche a los movimientos de nuestro Wiimote, incluso cuando va muy deprisa, pero lo malo es que podremos manejar muy bien a un coche cutrísimo en un muy pobre decorado, con una musiquita también muy pobre.

En definitiva, un juego de carreras de coches para olvidar, y que no nos hará plantearnos el dejar de echar partidas al Mario Kart o a cualquier Need for Speed de la Wii o de la vieja Game Cube… El peor de ellos haría enrojecerse de vergüenza a Glacier 2 si le compararan después de tantos años…

Gráficos: 3,5
Sonido: 4
Jugabilidad: 4

Dic 09

Bethesa Softworks nos trae Wheelspin para nuestra Wii, un título de velocidad, donde los vehículos serán coches futuristas con un estilo entre las motos de Tron, y las naves y decorados de los F-Zero de Nintendo.

Anunciaron en su día a bombo y platillo que iban a llevar a la Wii a otro nivel, y que alcanzarían su techo gráficamente, pero la verdad es que si este es el techo no hay nada que hacer ya con la Wii. Y no es que esté mal, porque la sensación de velocidad está realmente conseguida, junto con la música electrónica, decorados futuristas, y modos multijugador donde la pantalla se dividirá hasta en 4, lo hacen muy entretenido, pero no es el no va más…

Las texturas de los decorados deja algunas veces mucho que desear. Conforme vamos cumpliendo objetivos por circuito, como mantenernos unos segundos sin salirnos, iremos ganando dinero, para poder comprar otros coches con diferente peso, añadirle más prestaciones, como aceleración, velocidad y agarre, así como tunearlo con una pintura diferente… pero en la mayoría de los casos parece que los ha hecho el becario del estudio de programación, y con muchas prisas…

El control de nuestros coches se hace sólo con el Wiimote al estilo Mario Kart, y se hace difícil hacernos con el manejo, estrellándonos muchas veces, y saliéndonos en algunos circuitos en más ocasiones de las que creeríamos… en cuanto te emocionas un poco y te vas al borde de la pista, tienes todas las papeletas de salirte y tener que perder unos segundos posicionándote mágicamente otra vez, para poder continuar la carrera.

Para poder llegar a las competiciones y usar armas, vamos a tener que completar unos simples objetivos en cada circuito, para poder ir desbloqueando más y más hasta llegar a la punta de la pirámide, que es como están organizados en el menú los circuitos a escoger.

Los movimientos de cámara al empezar cada circuito están muy bien, dando tiempo a ver que todo está metido como dentro de una esfera, donde hay pegada una imagen del fondo, a veces demasiado pixelada. Se echa en falta un poco de más detalle en texturas, mejor elección de paleta de colores, algo de mejor control (con las horas iremos aprendiendo, pero hay que sudar un poco) y sobre todo, unas vayas como con los wipe-out, porque en cuanto pasas un par de veces por las flechas de energía para tomar impulso, se vuelve un poco lotería y hay que tener mucha sangre fría para no acabar saltando por los aires. Se podría haber hecho mejor, porque hay juegos de velocidad para Game Cube iguales o mejores.

Gráficos: 6,5
Sonido: 7,5
Jugabilidad: 6

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE