Nov 23

Hemos jugado al Tornado Outbreak en su versión de Wii, distribuida por Konami y diseñada por Loose Cannon Studios. En el juego seremos un duendecillo del polvo el cual es elegido por uno de los guerreros del viento, el cual le enseñará todo lo que sabe para crecer y destruir todo a su paso, para así poder enfrentarse a sus enemigos ancestrales, que son los duendes del fuego y demás monstruos de este elemento.

En Tornado Outbreak tendremos que aprender rápidamente a ir subiendo de nivel, absorbiendo cosas cada vez más grandes, para poder crecer y destruir cosas aún más grandes, y todo ello dentro de un tiempo límite, ganando segundos capturando a duendecillos de fuego, y esquivando los rayos del sol que nos hacen debilitarnos momentáneamente y perder segundos de oro.

La dinámica sencilla en un primer momento se va complicando conforme avanzamos, hasta tener que llegar a hacer uso de los movimientos rápidos de nuestro wiimote, para enfrentarnos a los totems de final de algunas fases, pero poco más. El resto de movimientos será cuestión de saber elegir que cosas ir absorbiendo para crecer más rápido, moviéndonos con el nunchuk y alguna vez capturando duencedillos de fuego y demás con el botón B del Wiimote.

El argumento va ganando en profundidad en las animaciones entre fase y fase, pero podemos llegar a cansarnos de la dinámica si jugamos mucho tiempo seguido. Este Tornado Outbreak se parece un poco al Katamari o al Munchables, pero con su toque personal. Los diseños de personajes están bien y tiene algunos toques de humor como al correr detrás de la gente para arrancarles la ropa, pero la espiral de destrucción es tan bestial, que incluso nuestro protagonista se llega a preguntar si merece la pena tanta destrucción para intentar acabar con sus enemigos de fuego, ya que los “daños colaterales” son inmensos, dejando a muchos humanos sin casa y sin nada y en el mejor de los casos…

No sabemos si al final terminarán construyendo casitas para las personas a las que has ido destrozando viviendas, fábricas, parques de atracciones, etc… pero parece que lo políticamente correcto triunfará… destruir por destruir podría convertir a más de uno en un asesino de masas, según parecen pensar algunos productores de videojuegos…

Un juego entretenido y simpático que podremos jugar solo o en compañía de un amigo a pantalla partida verticalmente, a ver quien destroza más cosas con su tornado. Los textos están en castellano y las voces una vez más están en inglés… muy mal si quieren ganar público más infantil para el que también podría ir dirigido este título de Konami.

Gráficos: 7

Jugabilidad: 7

Leave a Reply

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE