Oct 29

portada de Turbo para Wii con zurullo

Normalmente cuando estamos en los momentos finales de la vida de una consola, ésta suele brillar con más intensidad, como la vela que está a punto de apagarse. Al igual que justo al principio, donde algunos juegos sacan algo del potencial de la consola, al final salen títulos que los explotan con más facilidad. Pero la Wii, como para casi todo, es un caso aparte.

En esta ocasión, tenemos otra adaptación de una película de animación infantil. Y eso es sinónimo sí o sí de juego malo y sobre todo para la sufrida Wii de Nintendo. La película trata sobre la vida de un caracol que quiere triunfar en el mundo de las carreras… argumento tan original como que vampiriza directamente el más o menos notable éxito que la saga Cars tuvo entre los infantes más descerebrados.

La película es totalmente prescindible, pero en según que estado mental puede entretenernos mínimamente o ayudarnos a dormir, algo de agradecer para los que sufrimos algo de insomnio, jeje. Pero su adaptación al mundo del videojuego en la Wii va a hacer sangrar muchas córneas y sorprender por muchas cosas (tosas malas) a quien haya jugado alguna vez a un título de verdad de carreras llamado Mario Kart… os suena? Bueno, si sabéis de que os hablo, ni se os ocurra haceros con este juego ni regalado. Si aún así lo queréis, avisados estáis.

En el patético jueguecillo podremos elegir con quien queremos competir en las carreras. Una vez empecemos con los primeros circuitos, nos llamará la atención los decorados, cuyo apagado colorido y más que simplificadas texturas y representación de objetos nos hará frotarnos los ojos.

Si somos capaces de seguir después de comprobar que no nos pasa nada en la vista, comprobaremos que los controles responden mal, y que cuando hay que tomar las curvas, los cartelitos de aviso llegan tarde, y que aún sabiendo donde frenar después de la segunda vuelta, sigue siendo muy forzado y tan bruscos los cambios de sentido que será casi imposible al principio no chocarnos como tiernos infantes que no hayan jugado ningún videojuego en su vida…

Los responsables de tal despropósito son Torus Games, que suponemos está repleto de becarios primerizos haciendo el trabajo que les correspondería a algún profesional con experiencia. Dreamworks se atreve a ponerlos bajo su protección con el peligro de que les salpique la mierda que han hecho, pero pensarán que entre tantos zurullos de juegos que hay de Wii, uno más no se iba a notar. Al menos hay que esperar que los becarios o primerizos responsables de esto aprendan rápido y su siguiente juego sea simplemente malo…

Después de intentar jugar a este pastiche y para no acabar con ideas suicidas en nuestra cabeza, lo mejor es a falta de sacarnos los ojos para lavarlos y volver a ponerlos en su sitio (cosa demasiado complicada), desempolvar nuestro querido Mario Kart y volver a jugarlo, incluso el Madagascar Kartz, y volveréis a sentir esas ganas de vivir que se habían esfumado después de intentar ganar alguna carrera del deleznable en todos los sentidos Turbo Super Stunt Squad para Wii.

El vídeo es claro con todo lo que os he dicho con palabras. No os hace falta intentar jugarlo. No aguanté más de media hora y esto es lo aprovechable que quedó…



Gráficos
2/10
Sonido
3/10
Jugabilidad
0/10

Leave a Reply

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE