Dic 09

Bethesa Softworks nos trae Wheelspin para nuestra Wii, un título de velocidad, donde los vehículos serán coches futuristas con un estilo entre las motos de Tron, y las naves y decorados de los F-Zero de Nintendo.

Anunciaron en su día a bombo y platillo que iban a llevar a la Wii a otro nivel, y que alcanzarían su techo gráficamente, pero la verdad es que si este es el techo no hay nada que hacer ya con la Wii. Y no es que esté mal, porque la sensación de velocidad está realmente conseguida, junto con la música electrónica, decorados futuristas, y modos multijugador donde la pantalla se dividirá hasta en 4, lo hacen muy entretenido, pero no es el no va más…

Las texturas de los decorados deja algunas veces mucho que desear. Conforme vamos cumpliendo objetivos por circuito, como mantenernos unos segundos sin salirnos, iremos ganando dinero, para poder comprar otros coches con diferente peso, añadirle más prestaciones, como aceleración, velocidad y agarre, así como tunearlo con una pintura diferente… pero en la mayoría de los casos parece que los ha hecho el becario del estudio de programación, y con muchas prisas…

El control de nuestros coches se hace sólo con el Wiimote al estilo Mario Kart, y se hace difícil hacernos con el manejo, estrellándonos muchas veces, y saliéndonos en algunos circuitos en más ocasiones de las que creeríamos… en cuanto te emocionas un poco y te vas al borde de la pista, tienes todas las papeletas de salirte y tener que perder unos segundos posicionándote mágicamente otra vez, para poder continuar la carrera.

Para poder llegar a las competiciones y usar armas, vamos a tener que completar unos simples objetivos en cada circuito, para poder ir desbloqueando más y más hasta llegar a la punta de la pirámide, que es como están organizados en el menú los circuitos a escoger.

Los movimientos de cámara al empezar cada circuito están muy bien, dando tiempo a ver que todo está metido como dentro de una esfera, donde hay pegada una imagen del fondo, a veces demasiado pixelada. Se echa en falta un poco de más detalle en texturas, mejor elección de paleta de colores, algo de mejor control (con las horas iremos aprendiendo, pero hay que sudar un poco) y sobre todo, unas vayas como con los wipe-out, porque en cuanto pasas un par de veces por las flechas de energía para tomar impulso, se vuelve un poco lotería y hay que tener mucha sangre fría para no acabar saltando por los aires. Se podría haber hecho mejor, porque hay juegos de velocidad para Game Cube iguales o mejores.

Gráficos: 6,5
Sonido: 7,5
Jugabilidad: 6

Leave a Reply

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE